Realidad Disminuida

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Google+ 0 Buffer 0 0 Flares ×

Hoy en día podemos observar la gran acogida que está teniendo la realidad aumentada, la adición de elementos visuales al entorno real con el soporte de herramientas tecnológicas. Pero… ¿A que empresa no le gustaría hacer desaparecer virtualmente de un stand a su competencia? ¿Interesante no?

El alcance del término realidad disminuida, si aún no ha escuchado hablar de este término, tiene una sencilla explicación: Se trata de elementos u objetos que desaparecen en tiempo real. Es decir, si usted en la realidad aumentada puede probarse un reloj y ver como le queda, mediante la realidad disminuida podrá rascar un boleto de lotería, comerse una hamburguesa…estos objetos al interactuar con el usuario desaparecerán.

Ejemplo de acción de marketing con realidad disminuida:

Si su empresa de alimentación comparte stand al lado de su competencia, no seria muy interesante hacer desaparecer virtualmente los produtos de la competencia e indicar que los suyos son los mejores? Para que se den estos dos estados hay que considerar la participación de la tecnología móvil, como lo es el uso de smartphones.

Con la realidad disminuida por lo tanto, es posible interactuar con elementos que se convierten en una parte importante el consumidor, e incluso, pueden servir para crear un anuncio publicitario.


La realidad disminuida empieza a posicionarse como una herramienta tecnológica de gran impacto en estrategias de marketing. Por ejemplo, esta herramienta sería útil cuando una marca desee enfatizar su liderazgo entre su competencia, con el hecho de hacer desaparecer a sus competidores (o elementos que le interfieran) del espacio en el que interactúa el usuario.